miércoles, 27 de enero de 2016

Waldo Ariel Suero: la insensatez de una huelga de médicos.


Virgilio López Azuán

Nunca me he explicado por qué bajo la dirección del doctor Waldo Ariel Suero en las ocasiones que ha sido presidente del Colegio Médico Dominicano,  -AMD- el recurso reivindicativo predilecto sea la huelga de médicos.
En este momento que ataca al pueblo dominicano el zikavirus, el dengue y otras enfermedades virales, no existen razones humanas que justifiquen estas huelgas que se vienen realizando por demanda laborales, aunque también reclamen el arreglo de hospitales, medicinas para los pacientes, equipos y otras necesidades para ejercer su oficio. Y digo por demandas laborales porque desde que se cumplen estas demandas inmediatamente paran las huelgas.
La desigualdad laboral en el país, los bajos salarios de los profesionales forman parte de una sociedad injusta por demás, donde la distribución de las riquezas, el manejo del erario público y la impunidad en todos los sentidos hunden en un marasmo el desarrollo nacional.
Los médicos siempre tendrán razón para realizar huelgas, ¡pero vamos a estar claros! El Estado dominicano tiene que reclamar a los médicos el cumplimiento del deber en sus labores, principalmente los que sirven en las provincias y municipios lejanos de la capital.  Además de que son pocos los especialistas al servicio de millones de seres humanos, estos se presentan uno o dos días a los hospitales y nadie hace nada.
El Estado desde siempre ha maltratado a este sector profesional, la inversión en salud según el presupuesto nacional es pasmosamente insuficiente. Los médicos tienen que acudir al pluriempleo en las clínicas para completar sus salarios, ¡los que pueden acceder a clínicas que es una minoría! Siempre habrá razones para las luchas reivindicativas en todos los sectores de servicios y productivos de la nación.
Pero todo tiene múltiples caras, en este caso de los médicos, la única lucha reivindicativa que auspicia Waldo Ariel Suero es la huelga. Es lamentable que no exista en ese dirigente gremial una visión más creativa para la lucha sin afectar los sectores vulnerables del país.
Una de las caras es la política, nadie puede llevarse a engaños, los gremios se han constituido en brazos a los servicios de los partidos políticos y de intereses grupales. Y en medio de una campaña electoral es mejor que se queden todos los pobres del país sin salud, que se mueran todos, por servir a sectores políticos.
Creo que ese método de lucha en este momento es incorrecta e irresponsable. La fragilidad del sistema de salud, es responsabilidad del Estado y ese descuido ha sido histórico.
La lucha de los médicos no ha tenido una orientación en el sentido de que la comunidad se organice con ellos para obtener sus reivindicaciones, como lo hizo el país en el sector educativo y otros logros de las luchas populares, gremiales y ciudadanos.
Si a una persona pobre se le muere un paciente por falta atención médica no le echa la culpa al Estado, es a los médicos, cuando en la realidad el Estado es el principal culpable.
Aunque se pongan “guapitos” los médicos, he visto en los hospitales mucha desidia de ciertos médicos en la atención de los pacientes, el pobre no vale nada.
El mal en el sector salud es complejo y hay que enfrentarlo desde el gremio, la sociedad organizada  y todos los sectores sensatos de la nación. Pero que no me venga a decir el doctor Waldo Ariel Suero que su único método manido de las huelgas, que nunca ha resuelto nada que no sea el aumento de sueldo de los médicos, sea la solución al problema de salud del país.

En conclusión, esa huelga en este momento donde los pobres serán los más jodidos, es insensata.   

No hay comentarios: