DESCARGAR

SEGUIR

POR UN AZUA MEJOR

POR UN AZUA MEJOR
AzuaGana

domingo, 13 de mayo de 2018

Celebran encuentro de escritores en Baní


Escritores de las provincias del Sur dominicano realizaron un encuentro poético y recreativo en Baní, provincia Peravia. Participaron delegaciones de Azua de Compostela, San Juan de la Maguana, Peravia, San Cristóbal e invitados especiales donde se recitaron poemas y se leyeron cuentos de los creadores literarios presentes. 

jueves, 8 de marzo de 2018

UTESA GRADUA ABOGADOS EN HABILITACIÓN DOCENTE.


En el acto donde la Rectora de UTESA Licda. María Helena Cruz entrega diplomas de Habilitación Docente a abogados de Azua en el proyecto Colegio Dominicano de Abogados y UTESA. Acto realizado en UTESUR.

VISTA ESPECTACULAR EDIFICIO B DE UTESUR



La Universidad Tecnológica del Sur -UTESUR- ha registrado importantes avances en materia de infraestructura, rediseño curricular, capacitación a su personal docente y administrativo, mejoras laborales y oferta académica

Enfermeras de NY visitan a UTESUR.


Una delegación de enfermeras de New York visitan la Universidad Tecnológica del Sur -UTESUR- e intercambian experiencias con profesores y estudiantes de la Escuela de Enfermería de nuestra universidad. Fueron recibidas por el Rector Virgilio López Féliz y la directora de la Escuela de Enfermería la Licda. Petronila Merá

CODIA Y UTESUR FIRMAN ACUERDO

El Rector de UTESUR, Ing. Virgilio López y el Presidente del CODIA Ing. Juan Ramón Cruz firman un acuerdo de colaboración donde ambas instituciones trabajarán de manera conjunta para impulsar proyectos académicos y de desarrollo científico en el sur y el país.

domingo, 11 de febrero de 2018

UTESUR gradúa 501 nuevos profesionales





Por Ramón Minyety Pinales



Azua.-La Universidad Tecnológica del Sur (UTESUR) realizo la Quincuagésima Novena Graduación Extraordinaria, entregando al país 501 nuevos profesionales en diferentes áreas del saber humano, como son: Licenciado en Educación, en sus diferentes menciones; Contabilidad, Mercadeo, Administración de Empresa, Informática, Enfermería, Bioanálisis, Agronomía y Derecho.



Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por el empresario Ricardo Vílchez Chevalier, presidente del Consejo de Directores, quien expresó que la sociedad dominicana recibe a los nuevos egresados con mucha alegría y entusiasmo, pues son la sangre nueva, la tierra virgen y fértil que tanto necesita nuestra sociedad.
“Pero también nos sentimos expectantes, pues conocemos que les esperan grandes retos, para los cuales nuestra universidad se ha esmerado en prepararles académica y humanamente, para que así puedan enfrentarlos con éxito” expresó.


Mientras que el rector Virgilio López Feliz, se dirigió a los nuevos profesionales expresándoles que esa graduación extraordinaria posee una gran significación, pues es una de las más grandes que realiza la academia en sus 38 años de fundación, dotando de profesionales a Azua, la región y el país para que encaren la situación problemática y apliquen soluciones en el área de educación, economía, salud, tecnología, agricultura, derecho y otras ciencias y humanidades.


López, señaló que en este tramo de cinco años y medio como rector, la UTESUR ha verificado un extraordinario avance en todos los aspectos, utilizando fondos propios, sin que a los estudiantes se les haya incrementado sus costos en ninguno de los aspectos, ni académicos ni de servicios.


“Hemos aportado al sistema 20 nuevas aulas, siete espacios para laboratorios en las aéreas de Bioanálisis, enfermería, ciencia y tecnología; se ha instalado un sistema moderno de planta eléctrica de emergencia, cableado electico, redes, sistemas, sistema de seguridad, aprovisionamiento del agua, que le ha dado un giro a la calidad de la docencia en todos los aspectos.


Un aspecto importante a destacar, es que 19 de los nuevos profesionales egresados, realizaron sus estudios con una beca completa de los fondos del Consejo de la Central Hidroeléctrica Los Toros, la mayoría de ellos graduados con honores y decenas recibieron becas del Instituto Nacional de Formación Docente y Capacitación del Maestro (INAFOCAM).


La bendición del acto estuvo a cargo del cura párroco Duvan López, en representación de Monseñor José Grullón Estrella, obispo de la Diócesis de San Juan, Azua y Elías Piña, y miembro del Consejo de Directores de la UTESUR; mientras que la licenciada Claudia Estebelina Jiménez Valdez, pronunció unas emotivas palabras de agradecimiento en nombre de los nuevos profesionales.



El acto de entrega de los títulos se realizó en la sede de la UTESUR, por el rector Rafael Virgilio López Feliz, la vicerrectora Rosario Melo, el presidente del Consejo de Directores, Ricardo Vílchez Chevalier; el senador Rafael Calderón Martínez, vicepresidente; el licenciado Luis Chito Naut, tesorero; La licenciada Lucia Matos, Secretaria, la doctora Fabiola Céspedes y las consejeras ex oficio Walkiria Feliz García Gobernadora Civil y Theane Mejia por el Club Rotario.
.
Asistieron además, el profesor Pedro Ernesto Ramírez Cabral, subdirector Instituto Nacional de Formación Docente y Capacitación del Maestro (INAFOCAM) y por el Consejo de la Central Hidroeléctrica Los Toros, las licenciadas Isabel Figuereo Mendoza, Coordinadora Enlace CDEEE-INDRHI-EGEHID-DIGECOOM, y Verónica del Carmen, Administrativa Asistente, en representación del ingeniero Olgo Fernández, director ejecutivo del INDRHI y presidente de dicho consejo.



Previo al acto de investidura, la UTESUR inauguró un moderno salón de actos remodelado y ampliado, que cuenta con el confort necesario para realizar actividades científicas y culturales como forma complementaria y extracurricular; además se propone en los próximos días el inicio de una cafetería para el servicio de alimentos de los estudiantes del Colegio de Practicas UTESUR y del estudiantado universitario.

lunes, 22 de enero de 2018

NOS HAN ROBADO LAS REVOLUCIONES.



POR VIRGILIO LÓPEZ AZUÁN.

Desde las últimas décadas del siglo XX y los años transcurridos del siglo XXI el mundo intelectual y académico habla con más regularidad del tema “guerras de civilizaciones”,  y  lo hace con criterios más elaborados y globales que cuando se analizaban las guerras acontecidas en siglos anteriores. Si se pasa revista a la historia del establecimiento de imperios encontraremos entre naciones las luchas por el dominio de las fuentes de comercio, las ansias por la expansión de territorios, por la acumulación de poder y riqueza; la imposición de culturas y religiones, entre otras motivaciones, que son las fuentes principales para las guerras y la aniquilación de civilizaciones. Solo hay que dar una mirada, a manea de ejemplo, a los imperios persa, romano, árabe, mongol y británico, que en sus épocas crearon políticas de expansión y poder, a sangre y muerte, para establecer dominios hegemónicos.

viernes, 19 de enero de 2018

Educación y tecnología


VIRGILIO LÓPEZ AZUÁN

Con el plan del gobierno dominicano de establecer en la República Dominicana del programa República Digital se busca reducir la llamada brecha digital, proveyendo a los escolares y a otros sectores sociales del país el acceso a los medios tecnológicos, principalmente a las computadoras para fortalecer los sistemas de aprendizajes en la educación nacional.

De hecho el mundo tecnológico se ensancha cada día más y la mayoría de las actividades humanas, principalmente las productivas y comunicativas dependen de los sistemas computarizados. Por ello la formación tecnológica es básica para la sociedad moderna.

sábado, 13 de enero de 2018

A un poema de Fernando Fernández Duval

FERNANDO FERNÁNDEZ DUVAL

Por Virgilio López Azuán

La poesía de Fernando Fernández nos invita a una reflexión sobre la libertad del Ser y la vida, donde precisamente la “vida es una moraleja”, y te brinda a cada momento enseñanzas nuevas y nos pone en situación de cuestionamiento y de cambios. Las miradas que les damos al Ser, a Dios, los dioses, y las cosas, se forjan sobre nuestras plataformas culturales, históricas, tradiciones y  paradigmas propios de humanos. También, en las formas de vida, los climas, el poder, y sobre todo, en la manera de vivir juntos.
Por momento todos escapamos, de Dios, de las cosas, y hasta de nosotros mismo. A todos nos pasa como dice Fernando: “…y vivo solo en mi pagoda /como animal /errante entre los montes”. A veces uno se siente así. En ese estado de adoratorio, sin rastro de cultura, errante, primate; huyendo de todos los paradigmas, de todo lo que nos han enseñado, bueno o malo. Entonces sucede que suele ser la única forma en nos encontramos para dejar de ser ese “titiritero” que nos formaron.

jueves, 5 de octubre de 2017

De políticos y artistas

Por Virgilio López Azuán

Existe una tensión de modelos mentales entre las personas que se dedican a la actividad política y otros a la actividad artística. Tanto una actividad como la otra soportan redes de razonamientos y emociones altamente diferenciadas, pero  que en algún punto de su desarrollo se juntan. Lo hacen por un prisma ético o estético del desarrollo de la conciencia.
             Es obvio que se piense en que existe una antítesis entre el accionar político y el accionar artístico. Y no faltan razones. La dimensión del pensamiento artístico se extiende por los planos de la sabiduría estética. En cambio el pensamiento político se extiende por los planos de la sabiduría ética. En fin, en su modelo, el artista circula por la avenida de lo bello, lo feo o lo siniestro. El político circula sobre las pistas de lo ético-moral, esencialmente.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Escritores del Sur ganan premios literarios.


El Ministerio de Cultura dio a conocer los nombres de los ganadores del Certamen para Talleres Literarios de la 13a Feria Regional del Libro Azua 2017, en las categorías de Poesía y Cuento.

En el renglón Cuento obtuvo el primer lugar la obra “Juego de azar” de Yaina Melissa Rodríguez, de los talleres de la Fundación Aníbal Montaño en San Cristóbal; el segundo lugar fue para la obra “Cópula diabólica” de Carlos Tomás Sención, del Colectivo Literario Estrambote, y el tercero correspondió a “Las barbas de Papá Noel” de Ariel Ortiz, del Taller Escritores Azuanos. En este renglón recibieron mención de honor Andreidy Sánchez, del Círculo Literario del Centro Perelló de Baní, por la obra “Lágrimas de tinta”, y Miguel Ángel Otaño Montero, del Círculo Literario Demiurgo, por la obra “La muerte de Fernán Gómez”.

 El primer lugar en la categoría Poesía lo obtuvo la obra “Lodo y despertar”, de Greicy Féliz del Taller Literario “Mujer y Poesía” de Azua; el segundo lugar fue para José Luis Beltré, con la obra “Eternos versos estomacales”, de los talleres de lectura UASD-Baní, y el tercer lugar, “Poliedros y salvación”, de Carlos Tomás Sención Noboa, del Colectivo Estrambote. En este renglón recibieron menciones de honor los poemas “Mujer escrita” de Deury Lara, de la Fundación Literaria Aníbal Montaño, “Detrás del café” de Moisés Vargas Pérez del Taller Literario Talía de Azua y “Limbo” de Helen Sención del Taller Literario Tingolita de Azua.

 En Cuento, el jurado estuvo integrado por los escritores Emilia Pereyra, William Mejía y Noé Zayas, entre otros.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Partidos politicos y participación


PURAMENTE PUEBLO : No.1
Por Virgilio López Azuán

Parece que el problema está en la sociedad política, que mucha gente no cree en ella. Hay muchas malas muestras en el pueblo dominicano para pensar así. Sin embargo, la única vía de acceso al poder político es por medio de la sociedad política, según la Constitución.

viernes, 24 de marzo de 2017

CIRCULA LIBRO DE POEMAS EN AZUA

Virgilio  López Azuán y María de los Ángeles Méndez Roso 

Palabras sobre “Mente y Alma”, el libro de poemas de María de los Ángeles Méndez Roso.

VIRGILIO LÓPEZ AZUÁN

(Puesta en circulación del libro “Mente y Alma”)

El libro “Mente y Alma” que nos presenta María de los Ángeles Méndez Roso, consta con más de 65 poemas donde se expresan los pensamientos y los sentimientos con un lenguaje sin rebuscamientos y sin grandes artificios. La poeta logra expresar sus ideas con una poesía en prosa que bien soporta la partición para convertirse en versos. A veces son monólogos con una segunda persona amada, la cual estando lejos, en el poemario se refleja su cercanía, con pasión, ternura, furia y deseo. En el poema “Alucinando”, encontramos los versos: “Porque es así / con furia que arrecia te deseo / con miedo a perderme te aparto de mi / y con ganas de que estés a mi lado / siempre”. 

martes, 7 de marzo de 2017

MI DOBLE (CUENTO BREVE DE VIRGILIO LÓPEZ AZUÁN)


VIRGILIO LÓPEZ AZUÁN

Eddy me dijo muchas veces, que yo tenía un doble y que se llamaba Miguel. No le di mucha importancia hasta una mañana de domingo, cuando le vi muy serio y seguro de su afirmación. Lo confieso si reparos, la intriga me subió a los ojos, abrió las dudas y desde entonces me siento conturbado.

Para apartar mis pensamientos decidí ir a la iglesia como lo hacía todas las semanas: Me levantaba temprano, mojaba las plantas del pequeño jardín, y de paso, llegaba a la perrera donde Lasy me recibía con una canción danzante en la cola.

Sólo los domingos visitaba a Lasy, los otros días hacía la rutina de tomar el Metro y salir de Villa Mella hasta la Feria para asistir a mi trabajo en las oficinas de la Lotería Nacional. Allí era auxiliar en el departamento jurídico. Cumplía un horario corrido y por demás agotador. Debía velar porque se cumplan los procesos legales para la entrega de los premios a los ganadores de cada semana. 

Fue allí donde conocí a Eddy un señor de poca estatura y ventrudo. Vestía de negro como si tuviera una promesa a la virgen de la Altagracia. La primera vez él llegó alborozado, con una alegría indescriptible. Y no era para menos, se había sacado el premio mayor. Su entusiasmo fue contagioso.

La semana siguiente volvió con el mismo alborozo, también le había pegado al premio mayor. Para mí fue una gran sorpresa la coincidencia. Tantas personas jugadoras y no habían tenido la dicha de agarrar la colita del premio ni una sola vez en la vida. Pensé, este hombre es un dichoso, y él me adivinó el pensamiento, con una agilidad telepática. Me dijo: “Siempre dices que soy dichoso”. Lo revelo, quedé sorprendido, muy sorprendido de sus habilidades.

Yo no daba crédito a la suerte de Eddy, debía ser algo sobre natural. Él es un adivino de los números de la lotería. Eso es. Lo pensé cien veces, pero siempre concluía de la misma manera: “No, yo no creo en los adivinos, eso es pura suerte”.

La tercera vez vino con menos entusiasmo, ya se había acostumbrado a la rutina de pasar por el departamento a realizar los trámites para recibir su premio.

Eddy me invitó varias veces a conocerlo, o conocerme en mi doble, pero siempre algo me bloqueaba. Una cadena de sucesos se generaba a partir la invitación. Siempre yo decía: “Mañana le conoceré”. Una de esas veces cuando emprendíamos el camino, una llovizna hecha ventarrón azotó y nos guarecimos en la casa de Pablo el guitarrista y lo encontramos cantando la canción “Gatita Blanca” del poeta azuano Héctor J. Díaz. Y fue como si ese mismo momento yo lo hubiera vivido antes. Le pregunté a Pablo, ¿cuántas veces has cantado “Gatita Blanca” en este mismo lugar? Él me miró y me dijo: “No recuerdo, la he cantado desde siempre, nunca me he parado de aquí, solo he hecho esto: cantar ‘Gatita Blanca’ por toda la eternidad”. Él vio que fruncí el ceño y me dijo: “Tú también has escuchado esa canción infinitas de veces, debieras revisar tu memoria. Te veo entrar por esa puerta y te sientas en el taburete para deleitarte con los acordes. No es posible que olvides esta canción. Hace apenas unos minutos la escuché en la radio La Voz Dominicana. Por cierto, Héctor debe estar en cabina en este momento”.

El escepticismo apareció de repente y le pegunte a Eddy. ¿Somos reales? Él lanzó una carcajada y dejó ver sus dientes blancos y desparejos. ¡Claro que somos reales!,  –dijo. Las dudas empezaron a desaparecer y me sentí aliviado. Por un momento perdí toda la certeza de identidad, y volví en mí. Pero eso duró poco, me dijo, cuando conozcas a Miguel, dudarás de esta realidad. Él es igual que tú, es tu doble. Andaba por allí y hace unos años vino a recalar por estos lugares. Todo el mundo sabe que él eres tú.

No creía en eso que uno tuviera un doble igualito, y ¿si yo me encontrara con él, o sea, conmigo mismo, seguro me moriría de terror? Alguien me alertó: ¡Si vez a tu doble, ahí mismo morirás! A lo mejor te mueres por eso, por el terror de verte duplicado, otro tipo haciendo lo mismo que tú. Eso no cabía en mi mente. Por más vueltas que le daba, no cabía en mi mente. Me preguntaba, ¿tendrá las mismas ganas de fisgar a la vecina cuando está tomando el baño? Si es mi otro, entonces, ¿él tiene las mismas virtudes y los mismos defectos que yo? ¿Él vivirá con la misma mujer con la cual yo vivo? ¡Qué no se atreva a confundir mi mujer con la de él! Entonces… ¡Nos moriremos los dos! No pensaré más…

Eddy contó los billetes que le había entregado el cajero. Como lo hiciera en otras ocasiones, lo hizo ahora: me regaló uno de mil pesos, y como siempre, yo lo rechacé. Me dijo que debiera tomarlo porque era lo menos que podía hacer por mí. Si gozaba de atinar en la lotería, todo era por mi gracia. Eso lo decía en todas las esquinas donde hacían grupos los jóvenes. En algún lugar yo le revelaba el número que saldría en el sorteo.

Llegó el momento de conocer a Miguel. Eddy me lo mostraría primero para que votara el miedo. Me dijo, detrás de esa puerta está tu doble, prepárate para el encuentro. Nos acercamos, la abrió lentamente. Había dos personas: Miguel, un anciano, con sobreros y lentes como de ojos de botella, y otro joven que recibía unos billetes después de ganarse el premio de la lotería.

lunes, 20 de febrero de 2017

Casados alguna vez (Cuento breve)



Casados alguna vez

(Cuento breve)
POR VIRGILIO LÓPEZ AZUÁN

Estuvimos casados una vez… ¿No lo recuerdas? Fue antes del alzhéimer. No te culpo, también yo lo olvide. ¿Acaso el que padece esa enfermedad soy yo y no tú? Perdona, no recuerdo. Iré por una taza de té. No te muevas. ¿De qué hablábamos? Sí, cómo olvidarlo, te hablaba de los tiempos de la guerra, cuando Martín se apareció en la casa, herido de muerte. Mi madre lo curó con unas vendas para atajar el sangrado. Ya tú eras una viejecita que vivía los últimos días en un monasterio de clausura. Recuerdo que esa casona estaba en la colina camino a Peravia, y yo era el muchacho que regaba las flores en el pequeño jardín, sembrado en la parte atrás, cerca de un promontorio. ¿Qué cosas las mías? Hablando de la lucha por el liderato de jonrones entre Mickey Mantle y Roger Maris. ¡No me hagas caso! Esa fue una gran temporada, ¿creo que ya me había casado contigo? Yo aposté a Mantle, ese Maris para mí era un aparecido ante ese monstruo del beisbol. Aún conservo la rosa en el libro. Esa que me regalaste… No, la que te regalaría esa mañana, cuando te asomaste al portal del monasterio. Pensé que era una herejía, regalarle rosas a una mujer que soñaba con ser monja. Me la guardé para que no la vieras. La conservo en el libro del Quijote y hasta puedo asegurar que una vez vi a Dulcinea colócasela en el pelo. ¿De qué hablamos? Tú decías que estuvimos casados. Ahora… Ahora recuerdo, ¿cómo podría olvidarlo? Estabas bella esa noche, mi madre me mecía en sus brazos y tú tenías un hermoso velo blanco, esperando que yo hiciera mi aparición por esa puerta. Así fue, me aparecí elegantemente trajeado con un esmoquin negro, mi camisa con botonadura adornada y mi corbata de lazo. Entonces, al mirar los invitados, tu madre te mecía entre sus brazos, y yo me decidí a esperarte.  William, entró a la iglesia y boceó el jonrón 61 de Roger Maris. No fue en ese momento cuando nos casamos, porque miré y tomabas la leche del seno de tu madre. Eras una carajita, llenita de babas, que con ojos adormilados miraba mi corbata de lazo. Decidí quitarme la ropa que tenía puesta, no sabía exactamente de dónde venía con ese traje. Noté que mis manos estaban sucias del lodo del jardín, que había terminado el desyerbo, y no me lavé las manos. Saqué la rosa del libro y tuve que soportar la protesta de Dulcinea que ya se había hecho dueña para provocar a su caballero andante. Yo me pregunté ¿para qué me sirve esta rosa muerta? Las hojas del libro la tostaron y ahora empezaba a desintegrarse entre mis manos como polvo. Decidí a leer la página donde estaba la rosa, razoné que por algo estaba allí. Seguro marcaba la página donde me quedé en mi última lectura. No era así, un recuerdo como relámpago, me trajo tu figura. Tú estabas en el portal del monasterio y yo te entregaba una rosa. Solo eso, ahora no recuerdo nada. Quizá estuvimos casados alguna vez.