sábado, 28 de agosto de 2010




Abriendo los portales a la esperanza

(Dedicada al gran poeta Efluvista

Virgilio López Azuán)



Abre la puerta a la ilusión
que su chispa celeste te posea
te descubra inmensa en un cuerpo que flota
y emerge entre las nubes de lo etéreo.

Que de tu aura de arco-iris brillen los índigos y naranjas
Que la vida sea una excusa para ser feliz…

Reírse de todo y de uno mismo.
Conjurar con una cruz  las caras largas,
se ensalzan en el dolor,
droga que es dulce y amarga.
Que nos empuja a la angustia de Sartre.

Y somos lobos esteparios atrapados en un fondo negro
En constante metamorfosis destructiva.
Muertos, de espaldas a la vida.

Debajo del cielo todo es bello
a pesar del terror a la soledad
al desamor, a la injusticia
duele menos el dolor cuando lo trascendemos.

¡A ser grande no se nace de chiquito!

Cerremos las puertas al suicidio de las ideas, del amor
y la vida.

¡Abran pues, los portales a la esperanza y la alegría!
Agonizantes cual Beethoven en su lecho.
Creó un himno.
¡Nunca es tarde siempre hay tiempo!
De abrir las puertas a la vida.

Copyright reserve © Elizabeth Quezada 2010.

1 comentario:

Elizabeth Quezada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.