jueves, 2 de septiembre de 2010

POEMA SIN O

AUTOR: VIRGILIO LOPEZ AZUAN
DEDICADO AL POETA RAMÓN SABA

PRIMAVERA

Me quedan albas suspendidas en el alma,
amarillas tardes en mi "carne estremecida".
Me quedan tus caricias en la piel,
este mar amante que besa nuestras playas.

Me quedan tantas primaveras,
verde mar en la mente desplegada,
jardines en mis calles, el té de las siete en la mirada.

Sé que tienen las aguas espumas blancas,
amantes algas, verdes y claras.

Al ras de su mirada la luz es alga en flama,
de blanca espuma y tarde en despedida.

Me quedan mañanas tranquilas en tus ventanas,
ver las aves en las nubes, alas y plumas.
Me quedan tantas alegrías estalladas en la garganta,
que reclaman tu risa, tu risa vespertina .

Si en las puertas se escapan umbrales,
iré tras sus callejas a buscarte perlas, iré a mil,
a buscarte perlas.

Después vendrá la brisa llena de luz,
piel de amante y azules playas.
Después vendrán peces en las tarrayas, redes y escamas,
barcas repletas que besan madrugadas.

Serás jazmín, blancas eternidades, encajes de plata.
Serás la planta que alimenta la arcilla, arena que espera el agua.
Seré siempre flama, la que sale escurrida,
ruta ambarina devuelta a la punta de tu lengua,
la que incendia, la que ama.

Si me vieran, me quedan albas suspendidas,
banquetes  para nuestra casa, pan y galletas.
Irán a buscarme paisajes de naranjas en la tarde crepuscular
y besaré tu piel de seda para curar las cicatrices.

Buscaré las llamas para cubrirme de cenizas
si mi piel te reclama.
Buscaré de ángeles y alabanzas, anunciar para siempre
esta lluvia de estrellas en  la mente,
las que vienen de tus caricias, tus gemas perennes.

Quedan muchas esperanzas en tu risa, en tus dientes de perlas…
Me queda este mar amante que besa nuestras playas

1 comentario:

Latino-Poemas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.