viernes, 8 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel


 POR VIRGILIO LOPEZ AZUAN

Estamos en la semana de los premios Nobel y esta vez la Real Academia Sueca anunció que el escritor peruano Mario Vargas Llosa había sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura 2010. Para muchos esto ha sido un triunfo de las letras hispánicas y un homenaje a la cultura de nuestros pueblos. Sin embargo, para otros que entremezclan los preceptos ideológicos en todos los análisis, han llegado a cuestionar el premio. No es un secreto que este destacado escritor encabezó pensamientos ideológicos de la derecha conservadora latinoamericana, que en unas elecciones en el Perú salió derrotado por Alberto Fujimori, se fue de su país y se nacionalizó como ciudadano español.
Conocí la obra de Mario Vargas Llosa cuando a penas yo balbuceaba versos y narraciones en la década de los 80s. Me maravilló la forma maestra con la que armaba las tramas en sus novelas. “Conversación en la Catedral”, “La tía Julia y el Escribidor”, más luego “La Historia de Mayta” prendieron hogueras en mi naciente mundo literario. Nunca estuve de acuerdo con las posiciones ideológicas de Vargas Llosa, ni de Jorge Luís Borges (por mencionar dos casos), pero no puedo negar que cuando me sumía en sus mundos estéticos olvidaba toda sensación de distanciamiento desde el punto de vista político. El Vargas Llosa y el Borges escritores arrancaban de cuajo todas las pasiones y todas las basuras que vuelan en las razones producto de las llamas ideológicas.
Nosotros, que hemos visto en vivo la trayectoria de este peruano universal solo tenemos que sentirnos orgullosos por su legado, por haber retratado inmensidades de paisajes y maneras de ser de nuestros hombres y mujeres latinoamericanos. Nadie podría omitir las novelas de Vargas Llosa, en ellas se vierten toda la intensidad de los intríngulis del poder. La misma Academia ha dicho que otorgó el Premio Nobel de Literatura: “Por su cartografía de las estructuras del poder y aceradas imágenes de la resistencia, la rebelión y la derrota del individuo",
Creo que este premio a Vargas Llosa era esperado y más que merecido. Muchos dominicanos, amigos escritores e intelectuales estamos contentos con esta distinción a un amigo de la República Dominicana, que por demás escribió la novela “La fiesta del chivo”, recreando momentos importantes de la dictadura trujillista.
Con el Premio Nobel Mario Vargas Llosa alcanza el merito más alto que escritor alguno soñara. Entre otros galardones, el peruano ha recibido el Premio de Periodismo Ramón Godó Lallana, el Premio Literario del Instituto Italo-Americano, el Premio Pablo Iglesias de Literatura, el Premio Hemingway, la Medalla de Oro de las América, el Premio de La Libertad de la Fundación Max Schmidheiny y el Premio Cervantes de Literatura.
Vayan nuestros parabienes para este peruano de gran estatura literaria.

No hay comentarios: